La italiana Valentina Valente, premio Gayarre, interpretó "E Susanna non vien" de Mozart con fino estilo y gran musicalidad, aunque luciera con mayores brillos en su aria de Capuleti e Montecchi, de Bellini, modelo del mejor belcantismo.